Conceptos Básicos sobre la Explotación: la Operación y Mantenimiento de Autobuses (I)

Curso de Gestión de Flotas Como sabéis, el autobús es el transporte público más extendido en el mundo. En este artículo hablamos no solo los conceptos básicos de la Operación y Mantenimiento de Autobuses, sino también algunas claves para optimizar el rendimiento de una empresa de transporte, dando así la mejor calidad a los ciudadanos. Todos ganamos.

Este artículo lo escribo con Cinta Romero que lleva varios años trabajando con diversos operadores y administraciones para darles apoyo en la mejora de los servicios de transporte público regular tanto urbano como interurbano. De hecho, está organizando la segunda edición del Curso de Gestión de Flotas que se celebrará del 19 al 21 de Junio de 2017. Así que, no te pierdas esta oportunidad y ¡apúntate al curso! Si quieres saber más información del curso y cómo inscribirte pincha aquí.

¿Qué significa explotar un servicio?

Una explotación (operación y mantenimiento, O&M) eficiente y de calidad es la base para lograr el éxito de cualquier sistema de transportes ya que es la garantía de un buen servicio.

Por tanto, estas actividades deben planificarse cuidadosamente y dedicarle el tiempo, esfuerzo y recursos necesarios.

Para ello, es fundamental contar con un Plan de Explotación o Plan de Operación sólido y que recoja todas las obligaciones de la empresa operadora en relación con las necesidades de personal y suministro de materiales, equipos y servicios requeridos para llevar a cabo las tareas de operación y mantenimiento de forma que se garantice un servicio seguro y de calidad a los pasajeros.

Un Plan de Explotación debe abarcar por tanto, los siguientes aspectos:

  • Organización de la Explotación
  • Plan de Operación
  • Plan de Mantenimiento
  • Plan de Información y Atención al cliente
  • Plan de Calidad del Servicio

Hoy vamos a centrarnos en los puntos de operación y mantenimiento específicos.

¿En qué consiste un Plan de Operación?

Como apuntábamos anteriormente, para que el Plan de Explotación sea preciso en cuanto a las necesidades de personal y suministro de materiales, equipos y servicios necesarios para prestar el servicio, debe incluir, de acuerdo a la estructura de la red y las variaciones de la demanda (estacionales, diarias u horarias), una descripción detallada de las estrategias de operación y procedimientos. Entre ellas:

  • Cuadro de calendarios, donde se reflejen los tipos de día (laborables, fines de semana, festivos), horarios (hora punta y valle) y frecuencias por tipo de día, tiempos de viaje, velocidad y primera estimación de la flota necesaria.
  • Plan de producción, en el que se calculen los kilómetros anuales a recorrer desglosados por tipo de día, kilómetros totales, kilómetros en línea totales y tiempo total de conducción, kilómetros en vacío, posicionamiento y maniobra, etc.
  • Cuadro de tiempos de viaje según el tipo de servicio propuesto y su encaje con la flota definida en cada momento, que vendrá condicionado por los criterios de explotación, las características del trazado y las prestaciones del material móvil.

¿Cómo se hace el Mantenimiento?

Operación y Mantenimiento de AutobusesPara cumplir con el objetivo principal de la O&M de una flota de autobuses de lograr una disponibilidad constante de servicio y conservar los niveles adecuados de funcionamiento, garantizando la seguridad, la fiabilidad y la eficiencia durante la vida útil proyectada para cada subsistema, el mantenimiento debe incorporar las siguientes actividades:

  • El suministro de todos los trabajos, herramientas y materiales necesarios para efectuar la inspección, limpieza, ajustes, lubricación, reparación, ensayo, sustitución de piezas y equipos, consumibles, reparación de recambios del sistema, etc.
  • El mantenimiento del sistema debe programarse de forma que se minimice la interferencia o impacto sobre la operación, es decir, preferentemente de noche o durante períodos de tráfico reducido. Si el servicio se ve interrumpido, se ha de dar total prioridad a la reposición del sistema, considerando la seguridad del personal y del equipamiento.
  • Tareas de mantenimiento preventivo, que se realiza sobre la base de un exhaustivo conocimiento del estado del autobús en todas sus componentes. Corresponde a aquellas actividades necesarias para la obtención de un sistema en régimen de funcionamiento que respete los niveles de seguridad, confort y fiabilidad establecidos. Desempeña un papel crucial en la detección temprana y corrección de averías, antes de que afecten el nivel de servicio prestado a los pasajeros y puede ser de “ciclo corto” y de “ciclo largo”.
  • Tareas de mantenimiento correctivo, el que se hace cuando ya el problema es inevitable y, por ejemplo, la vía se ha desgastado demasiado. Este tipo hay que tratar de evitarlo con las siguientes tipologías que se describen (preventivo y programado).Corresponde a cualquier medida de reparación de averías o circunstancias que afecten de manera negativa la normal operación del sistema. El mantenimiento correctivo se lleva a cabo después de que ha ocurrido y se ha detectado algún defecto. El objetivo de la organización de mantenimiento correctivo será garantizar la seguridad y limitar, mientras sea posible, molestias a los pasajeros.
  • Es importante contar con Manual de Mantenimiento, donde se describan todas las operaciones y procedimientos, describiendo exhaustivamente los pasos a seguir en cada operación.
  • Estas actividades pueden complementarse con otras estrategias importantes para realizar un buen mantenimiento, como son:
    • Ubicar adecuadamente talleres y depósitos del material rodante (compartidas o no con otras líneas preexistentes o futuras)
    • Decidir la forma de gestión del mantenimiento: será necesario decidir si se hará con medios propios o externalizado y qué parte se hace con cada una de las dos formas.

El mantenimiento, entendido como un todo (pintura, tapizados, chapa, limpieza, que la flota esté a punto, carrocería y motor), se puede hacer:

  • Mantenimiento con medios propios
  • Mantenimiento con medios externos (externalización)
  • Sistema mixto

Y por regla general, el personal encargado del mantenimiento suele ser:

  • Formación de 2º grado
  • Conductor (PYME) o ex-conductores
  • En las grandes más profesionalizadas y exclusivas

En resumen, podríamos decir que hay 5 grandes razones para hacer un buen mantenimiento:

  • Máxima Disponibilidad y eficiencia. Si un vehículo lo tienes en condiciones y continuamente operando maximizas los ingresos. Solo cuando está en operación, ingresas. Y solo en buen estado das calidad y buen servicio.
  • Optimizar el Coste Vehículo
  • Mejora de la seguridad
  • Cumplimiento con los requisitos legales
  • Ahorro de costes de operación

A efectos reales, esto requiere centrarse en lo que el Cliente percibe (sentido amplio) y minimizar el Coste, y para ello el MANTENIMIENTO debe estar INTEGRADO EN LA EMPRESA, en todo su personal: conductores, jefes de tráfico, personal de limpieza, jefes de taller, responsables de compra, etc.

Y unos últimos consejos:

  • Atender a las pequeñas averías y “señales”.
  • La edad media de los vehículos debe ser entre 6 y 10 años. Superar esta edad supondrá incurrir en mayores costes de mantenimiento y perder días operativos, y hacer que el usuario perciba una flota moderna.
  • Los costes de mantenimiento deben suponer entre un 9% y 14% del total de costes de la empresa.
  • Un software de gestión es fundamental, da valor añadido y automatiza procesos de control.

Y ahora te animamos a que nos cuentes tus experiencias en Operación y Mantenimiento de Autobuses. Y no olvides apuntarte al Curso de Gestión de Flotas , ¡las plazas son limitadas!

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.