¿Tienes problemas para cobrar?… Más trucos para tratar con grandes contratistas: el desenlace

Te recuerdo brevemente aquella historia de un impago que contaba hace unos meses. Había trabajado en una constructora que no quería pagar ni el anticipo.

Era un trabajo en Tenerife, un pequeño estudio de tráfico y me costó cobrar el anticipo. Dejé en suspense si cobré el resto del pago después de la entrega, en que es mucho más difícil reclamar. Hoy te cuento qué pasó y trucos para conseguirlo.

Más de lo mismo, son tremendos

Ahora tocaba el pago final una vez que ya se había entregado todo y perdí esa posibilidad de presionarle con las entregas. Llegaron los 15 días de plazo para el pago de la factura, que se habían comprometido por escrito. Obviamente el pago no llegó.

Les escribo varias veces, por diferentes medios y por supuesto el Director que me llamaba todos los días para el tema del trabajo ya ni me contesta. A los 10 días pasado el plazo límite escribo un correo con copia a todos, incluidos los técnicos diciendo que:

“Hola a todos:

A la vista del nuevo incumplimiento en el pago de XXXX y que ya el Sr. KKKK no contesta a mis diversos mensajes, les comunico que, si el lunes próximo no hemos recibido el pagaré procederemos de la siguiente forma:

  1. Presentaremos un escrito ante la administración correspondiente solicitando que no se considere la oferta de XXX ya que tiene incluido material propiedad intelectual de nuestra empresa que no autorizamos a que se use.
  2. Iniciaremos los trámites para la denuncia correspondiente por impago.
  3. Cualquier otra gestión que nuestro equipo jurídico nos indique.

Sin otro particular”

Es el momento de ir a por todas

No contestan.

Una semana después, le pido a mi abogada que escriba un burofax ya con toque de demanda. Un día después llaman del departamento financiero preguntando dónde mandar el pagaré. Se lo decimos.

Otra semana después vuelven a llamar para confirmar que lo envían. El pagaré de 5.000 € llega con un vencimiento de 100 días. Entre una cosa y otra han ganado casi 150 días. Unos campeones.

¿Cuál es la lógica?

Así deben pensar ellos. Contratan 10 cosas de 5.000 €. Pretenden no pagarlas. Por esa cantidad pocos se meten en líos judiciales. Cuentan con que al menos uno como yo lo haga. Si le sale mal como mucho pagarán el doble incluido los abogados y las costas. Son 10.000 €. Se han ahorrado 40.000 €.

Y como nadie lo cuenta y el mercado está muy mal y se necesita trabajo pues al final siempre consiguen encontrar otros a los que estafar.

“Para que no te olvides, ni siquiera un momento….”

Como dice la canción de Lorenzo Santamaria (yo es que ya soy abuelo y me gustan los clásicos)

En definitiva, recapitulo de nuevo con mis recomendaciones para cuando trabajéis con este tipo de contratistas:

  • Cerrar todo por escrito y documentar cada paso y cada incumplimiento.
  • Conviene que no se entere solo el responsable económico de la empresa cuando llega la crisis del no pago, sino también los pobres técnicos que están trabajando para que generen la presión necesaria.
  • Recordad que la propiedad intelectual es nuestra hasta que esté todo pagado.

Así que animo a todos a que contribuyamos a la sociedad civil contando estos fraudes. Y a ti, ¿te ha pasado?

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.