Una experiencia única: correr una Maraton

Decía el famoso corredor sueco Zatopek que Si quieres correr, corre una milla. Si quieres experimentar una vida diferente, corre un maratón..

Pues sí, efectivamente correr una Maraton, es toda una experiencia. Este post lo escribo porque finalmente he corrido la maratón de mi ciudad, de Sevilla.

Ya os contaba en el post “40 años y un día corriendo”, mi experiencia en los primeros maratones de Madrid cuando aquello era, más que correr,  tomar las calles pues era en la época poco después de morir el dictador Franco.

Yo ya había corrido uno de los tres que participé en aquella época en cuatro horas, era el año 1980. Claro, que tenía casi 40 años menos.

También he hablado mucho de correr desde que publiqué mi post sobre Murakami en la que hablo también de lo importante que es para mi correr y mi desarrollo profesional.

¿Y por qué he corrido la Maratón de Sevilla?

Yo siempre decía que no iba correr más que la de Nueva York, que me apetecía mucho y que consideraba con una experiencia especial. De esas cosas que tengo apuntadas para cuando me prejubilara. Pero al final he corrido la de Sevilla por tres razones:

  • Primero, como decía uno de mis amigos con los que suelo correr y que le ayudo en las maratones de Sevilla que corre cada año, que cómo iba correr la de Estados Unidos y no la de mi ciudad.
  • La segunda razón es porque quería ayudar a mis 3 amigos a correrla en cuatro horas.
  • Y, finalmente, porque compartir con amigos experiencias siempre es bueno.

¿Cómo fue la experiencia de la Maratón de Sevilla?

Empecé entrenando con ellos sin intención de participar en la carrera, simplemente como todos los años por compartir esos momentos, especialmente los sábados que practico con ellos dos horas suaves y en las que hablamos de nuestras cosas, de la política y del mundo, de todo un poco.

Corrimos juntos la media maratón de Sevilla también un mes antes que la propia maratón y en un tiempo que, para mi edad y mi dedicación al deporte, estoy muy contento: 1h:47 minutos, poco más de cinco minutos el kilómetro.
Y así llegó el día 25 de febrero de 2018, salimos puntuales a las ocho 30 y con una participación de unas 13.000 personas de las cuales probablemente más de la mitad eran de fuera de Sevilla y un tercio de fuera de España.

  • Salimos un poco más deprisa de lo que nos correspondía, a 5:30 el kilómetro pero es que ya nos parecía un correr fácil, así que la perspectiva prometía bien pues la media para hacer cuatro horas es 5:42. Me sentía cómodo.
  • Pasé el kilómetro 10 igual, con mucha tranquilidad, esperando que en el kilómetro 18 encontrarme a mi hija Pilar que dijo que iba a animarme pues pasábamos cerca de nuestra casa ya que vivimos muy próximos. Lamentablemente no la vi.
  • Así que seguí hasta la media bien de ritmo pero con pequeños amagos de calambres en los gemelos. La media la pasamos con tres minutos de margen respecto las dos horas, pues aunque la foto que veis aparecen las dos horas, hay que tener en cuenta que es el tiempo de salida del primero y como había tanta gente hay que regirse por el tiempo real que te marca el chip o tu propio cronómetro.
  • En el kilómetro 28 se volvía pasar por el mismo punto cerca de mi casa aproximadamente y ahí con mucha alegría es cuando por fin mi hija y yo nos vimos, fue un gran revulsivo, nos siguió un rato, me llevó la habitual barrita de cereales y de ahí fui directo al kilómetro 30 que seguí pasando estupendamente.
  • Seguíamos teniendo mucho margen, si hubiéramos bajado a un ritmo de seis minutos el kilómetro a partir del kilómetro 30 todavía podíamos haber llegado a la meta en cuatro horas. Estábamos realmente contentos. Y el famoso muro que se dice que se siente cuando llega ese momento a mí no me afectó y a mis dos compañeros de carrera, uno de mi edad y otro mucho más joven de 40 parecía que tampoco.
  • Ellos se habían marcado hacer cuatro horas y yo simplemente ir con ellos. Lo increíble fue en el kilómetro 35 justo en el Parque María Luisa, mientras que el más joven pareció sentirse bien, el otro se vino completamente abajo cuando parecía que todo estaba chupado. Yo por supuesto dije que me quedaba con él, mi meta era compartir ese momento con él ya que llevamos muchos años corriendo juntos y le he ayudado en muchos maratones que ha corrido en Sevilla
  • Alternamos caminar y correr y, cuando cruzábamos el Centro de Sevilla, el ambiente era magnífico. Así llegamos al puente de la Barqueta, kilómetro 40. Si podíamos correr los dos últimos kilómetros a seis minutos lo conseguíamos. Sin embargo, mi amigo estaba bien cansado. Al final entramos en el estadio y le dio un subidón y yo con él seguí haciendo esos últimos 300 m impresionantes en el Estadio Olímpico de Sevilla por debajo de cinco minutos.
  • Al final, misión cumplida para todos: el más joven 3:59:y nosotros 4:00:30 segundos. Yo feliz porque me he encontrado estupendamente y la semana siguiente mejor pese a que el lunes me tenía que ir de viaje de trabajo a Paraguay con un vuelo nocturno largo. No tuve ningún problema.

¿Y que haré en el futuro?

Después de esta experiencia me preguntarás qué pienso sobre el futuro:

  • Lo primero es que como, ya sabes, he sido abuelo hace apenas un mes lo que me ha dado por pensar si correr alguna vez con ella llevándola en carrito. Pero no la maratón, me basta carreras de 10 km.
  • También he pensado continuar con mi idea de siempre de participar en la maratón de Nueva York, esa gran experiencia especial. Eso sí, dejándome una semana antes y otra después bloqueadas. Lo que me ha ocurrido en la de Sevilla no puede volverme a ocurrir, no disfrutas lo mismo. Tanto trabajo y viaje la semana anterior a Tenerife y Jaen y después vuelos transoceánicos y mucho mas trabajo….no es sano.Y, finalmente, cuando me prejubile también recorrer o viajar a lo largo del mundo ya más tranquilamente que ahora, disfrutando de las ciudades, y procurando coincidir con carreras en las mismas.

¿Y tú, has corrido la Maratón de Sevilla? Sería fabuloso que me contases también tus experiencias.

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.