Entrevista Aniceto Zaragoza. ¿Son las infraestructuras atractivas políticamente?

Hace tres años hice esta entrevista, con el fin de explicar cuál es el posicionamiento actual de las infraestructuras en el marco político y ciudadano. Un tema, que nunca deja de ser debatido, y por ello, vuelvo a mostrarte las reflexiones que hicimos en esta entrevista. 

Sevilla, España

Aniceto Zaragoza es probablemente una de las personas más brillantes que he conocido en mi vida profesional.

Cada vez que comemos juntos (práctica que tratamos de conservar cada 3-4 meses) aprendo de él como si fuera la primera vez. Y eso que a pesar de que somos casi de la misma edad, ya era profesor mío allá en 1986 cuando estaba yo haciendo mi segunda especialidad en la Universidad politécnica de Madrid. politica de infraestructuras 

Es Director de OFICEMEN, la asociación de cementeras españolas, presidente del Foro de Infraestructuras y Servicios de España, profesor de la UPM, y consejero de muchas otras instituciones.

Pero además lo ha sido todo en el mundo internacional de las carreteras. Hoy nos va a dar una visión muy diferente de lo que es el futuro de las infraestructuras. Una visión que es diferente porque es clarividente, va por delante, a años luz. Ahí vamos con la entrevista.

¿Cuál es el posicionamiento actual de las infraestructuras en el marco político y ciudadano?  

Para  describir el posicionamiento de estas cuestiones yo siempre analizo lo que llamo el vector fuerza presupuestario. Me parece un indicador excelente del futuro de las políticas públicas. Es parte del resultado de la encuesta del CIS en la que los españoles opinan sobre el gasto público.

Hasta la crisis, Los políticos pensaban que estaban haciendo lo que los ciudadanos querían y viceversa

La diferencia entre los que opinan que se gasta poco en una determinada política (sanidad, educación, infraestructuras, defensa, etc) y los que dicen que se gasta mucho es lo que da el vector.

Hay políticas que siempre dan vector positivo como la sanidad y la educación,  ya que la mayoría piensa que se gasta poco aunque desde principio de siglo  el gasto se haya multiplicado en estos capítulos.

En cambio en Defensa, siempre sale negativo, por eso los políticos prefieren no hablar de ella, ya que saben que los compromisos internacionales hacen imposible la reducción y no quieren llamar la atención sobre esta “desobediencia”.

El resto de políticas presenta una tendencia variable de acuerdo al entorno sociológico. Un ejemplo de ellas es la obra pública, las infraestructuras civiles. politica de infraestructuras Hasta la crisis, la percepción, el vector fuerza era positivo.

Los políticos pensaban que estaban haciendo lo que la gente quería y los ciudadanos pensaban que los políticos hacían lo que ellos necesitaban y demandaban. Todos contentos.

No es lo mismo ahora, tras la crisis. La gente piensa que no hay que invertir tanto en infraestructuras, ahora tienen peor fama aunque últimamente hay señales de recuperación. Todo esto es consecuencia de la parte que se ha derrochado y se ha hecho mal.

Pero también se han hecho muchas cosas bien y que son  fundamentales para el desarrollo y sin embargo se ha fracasado en la comunicación .

¿Qué podemos aprender del pasado?

El mundo de la ingeniería debe entender que es necesario que el ciudadano tenga alta percepción y valoración de nuestro producto. Necesitamos la aprobación social.

¿ Por qué en la sanidad siempre se tiene buena percepción del gasto creciente? Porque innova continuamente. Siempre hay nuevos procesos, siempre nuevos medicamentos, grandes descubrimientos.

En cambio, pienso que el desafecto hacia las infraestructuras es en parte producido por la falta de innovación o la sensación de que es lenta frente a la evolución de otros elementos de la vida como las telecomunicaciones o la medicina, por poner un par de ejemplos.

Tenemos que pensar ¿Cómo unir algo de largo plazo como una infraestructura con una sociedad cambiante que pide revisión por sus gustos efímeros? Es el reto de una  gestión diferente.

Hay que poner capas virtuales, continuamente renovables sobre una realidad física duradera.   Hay que aprovechar la tecnología de la información para enlazar la infraestructuras con los servicios que soporta, innovando continuamente.

El objetivo es que la sociedad se enamore de nuestros servicios.  

¿Por qué ahora hay que cambiar la imagen de las infraestructuras y no antes?  politica de infraestructuras 

Porque han cambiado los principios de gobernanza. Ahora hay que explicar por qué un usuario-cliente debe tomar una medicina o seguir una recomendación médica. Hay que buscar el equilibrio entre la seriedad de la ingeniería y la flexibilidad sociológica

Antes no, el médico era el sabio y se hacía lo que prescribía sin necesidad de consentimiento. El consentimiento social  es algo que antes no existía.

Y como refleja el dicho: la mujer del Cesar no debe ser buena, debe parecerlo. Tenemos que aplicarlo a las infraestructuras. La sociología, las reglas han cambiado y es lo que parte de la ingeniería no ha entendido. Hay que buscar el equilibrio entre la seriedad de la ingeniería y la flexibilidad sociológica, sin ser veleta, pero si un buen comunicador y conseguir el necesario consentimiento social.

Y lo tenemos que hacer en un contexto difícil: ni hay presupuesto, ni los políticos quieren tenerlo porque piensan que generan desafecto y crítica. Tenemos que conseguir que quieran hacer proyectos para el futuro.

No concentrarse en los fracasos sino por qué se produjeron y cuáles fueron los éxitos ignorados.

Hasta ahora sólo “hemos planificado el pasado”, no el futuro. En contra de lo que se dice, en realidad hemos planificado y proyectado infraestructuras que han resuelto un problema presente o pasado.

Tenemos que pensar más allá, en los posibles entornos futuros, analizarlos y entonces es posible que descubramos, por ejemplo,  que las infraestructuras del futuro casi no consumirán suelo y muchas serán  subterráneas. Esas nuevas infraestructuras todavía nadie las ha planificado.

A modo de conclusión politica de infraestructuras 

Falta prospectiva tecnológica de largo plazo. Nos faltan soñadores y visionarios. También falta el componente social, el discurso. La ingeniería debe adaptarse.  

Esto es todo de momento. Creo que la entrevista da para mucho debate, es el momento, el de los lectores y el de las infraestructuras.

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.