Trucos para llevar la relación Contratista-Subcontratista de la mejor manera posible

Algeciras, España.

Sí, a mí también me ha pasado. He tenido problemas cuando he trabajado como subcontratista en la ejecución de un proyecto internacional, en muchas ocasiones con multinacionales o grandes subcontratistas.

 En los últimos años, desde S3 Transportation, mi empresa con sede en Londres y Bruselas, hemos sufrido unas experiencias que bien se merecerían una película de Oscar protagonizada por Leonardo di Caprio (como en “El Lobo de Wall Street”, donde aparecen muchos ejecutivos agresivos) o un libro tipo “El Bufete” Cuando trabajas como subcontratista casi siempre existen problemas.(donde se ve que a veces en mundo de las grandes empresas trabajan más abogados que profesionales expertos en el sector energético). Así que los 2 socios de la PYME internacional que tenemos junto a dos expertas en la materia nos hemos animado a escribir juntos este post. Tras firmar varios contratos y trabajar hasta la extenuación yendo más allá de lo firmado con el objetivo de asegurarnos que las cosas hayan llegado a buen puerto, al final en muchos de ellos hemos tenido problemas. Por ello, os vamos a contar lo que hemos aprendido por si os sirve a las PYMES que nos leéis.

Antes de nada, os presento a los autores

¿Por qué subcontratamos las empresas de consultoría con grandes contratistas?

Lo hacemos por muchas razones: post 3

  • Tienen acceso a grandes e interesantes contratos que es difícil conseguir siendo una PYME. Pero luego necesitan, en muchos casos, expertos que les hagan el trabajo de forma rentable y con calidad.
  • Da prestigio citarlos entre tus clientes.
  • Generan volumen de contratación aunque la rentabilidad no sea excesiva.

¿Por qué tenemos problemas?

También es por la conjunción de diversas causas, siendo las más habituales las siguientes:

  • Hay una disociación entre los departamentos financieros y directivos de los gestores de proyecto. En muchos casos, el gestor del proyecto quiere hacer bien el proyecto y sabe que el experto contratado es clave para ello. A los departamentos financieros  y de contratación  sólo les suele importar las cuentas (y encima no siempre las hacen bien); además de que no conocen la profesión en muchos casos.post 5 No son conscientes de que están para facilitar la parte productiva que es la que mantiene la empresa como decíamos en el post de Recursos Humanos “Una visión diferente”. Esa disociación es perversa y genera muchos problemas.
  • Porque al ser muy grandes, olvidan que un contrato es “lego inter-partes” y en una relación mercantil, ambas partes son iguales y ambos tienen derechos, pero también obligaciones. Por eso no me gusta aparecer como “el subcontratista”, sino como el experto, el consultor, etc.
  • Porque se ha extendido la cultura del ejecutivo agresivo (muy pareja al de Jefe de Obra) cuyo prestigio se basa en “arañar euros de todos los contratos” o demostrar autoridad a base de puñetazos. El concepto de líder, el que manda porque vale, no porque impone, se pierde.

¿Cuáles son los trucos principales? 

Aquí van unos cuantos:

  • Lo primero, dedica días y no horas al contrato.
  • El contrato perfecto jamás lo conseguirás, no existe o no lo firmarás nunca. Debes encontrar el equilibrio entre firmar alguno o no firmar nada. Ningún contrato con un gran contratista que hayamos firmado ha dejado de darnos un poco de miedo.post 4
  • Un mal síntoma (malísimo) es cuando sólo se listan obligaciones del subcontratista, así como las causas de resolución del contrato atribuibles al subcontratista. Los incumplimientos pueden venir de las dos partes.
  • Lo importante es que sepas dónde están las trampas y por tanto estés preparado para ellas.
  • Sé inflexible con la recepción de los pagos facturados y vencidos: la “bola” no parará de crecer si no te ven firme desde el primer momento.
  • Reduce al máximo el pago final: según nuestra experiencia, ese pago será muy difícil cobrarlo; muchas grandes empresas buscarán excusas diversas para no hacerle frente.

Y la guinda: incluyamos siempre una cláusula que diga: “La propiedad intelectual es del autor hasta que no esté abonada la totalidad del proyecto”.

Sin más, animamos a todos nuestros lectores a darnos su visión sobre este tema. Tanto a los pequeños empresarios de PYMES que nos cuenten su experiencia, como los que trabajan en grandes empresas a que nos pongan “verdes”.

 

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.