¡Qué cara es una bicicleta eléctrica!

Siempre oigo la misma frase cuando hablamos de bicicletas eléctricas. Ya sabes que no tengo coche. Como te contaba en mi artículo 35 razones para no desplazarse en coche no solo lo hago porque tengo que ser coherente y si predico y creo en la movilidad sostenible tengo que ejercer. Tengo muchas otras razones.

Una de ellas, es el coste. Pero poca gente hace las cuentas de verdad de lo que le sale tener un coche para desplazarse en los viajes cotidianos. Solo se piensa en la gasolina. Pero en cambio, con la bicicleta eléctrica es otra cosa.

También algunos me dicen: es que con el coche no solo puedo hacer los desplazamientos al trabajo o a los estudios y otros. Es que además puedo viajar.

En fin, que, si, hay muchas razones de comodidad que te pueden hacer plantearte comprar el coche y, lo que es peor, usarlo para ir a trabajar cada día. Peor con este post, te pido que reflexiones sobre lo que cuesta y la ventaja que tiene pensar en otras opciones como las que te planteo.

Así que hoy te traigo mis cuentas, unas simples pero demoledoras y las comparo con varias opciones:

  • Opción 1: Comprar un coche para la movilidad cotidiana.
  • Opción 2: Comprar una bicicleta eléctrica y alquilar un coche cuando surja la necesidad
  • Opción 3: Comprar una bicicleta convencional y alquilar un coche cuando lo necesites

Opción 1: Me compro el coche

Inversión: 15.000 euros (estoy siendo prudente). Si amortizamos en 10 años, pongamos 1.500 euros al año.

Consumo por km (supuesto desplazamiento cotidiano de 5 km de ida y 5 de vuelta, por poner un ejemplo): 10 centimos/km, total al año (300 días): 300 euros.

Seguro del coche, impuestos y mantenimiento y reparaciones anuales: 2.000 euros al año.

Supongo el caso más positivo, que tengas aparcamiento gratis en origen y no en destino, que este te cueste al menos 50 euros al mes (y esto es barato). 600 euros al año.

Total anual: 4.400 euros.

Opción 2: Bicicleta eléctrica más alquiler de coche

Inversión:1.000 euros. Amortizo en 5 años. 200 euros anuales.

Consumo por km, mismo desplazamiento (o el que sea): 0 euros.

Seguros, mantenimiento: 300 euros al año para que nadie me diga que soy sospechoso.

Total Anual: 500 euros.

Alquiler coche: 20 días al año a 50 euros/día: 1.000 euros anuales.

Total: Opción con bicicleta eléctrica y coche cuando no tenga más remedio: 1.500 euros

Opción 3: Bicicleta convencional más alquiler de coche

Inversión: 300 euros. Amortizo en 5 años. 60 euros anuales.

Consumo por km, mismo desplazamiento (o el que sea): 0 euros.

Seguros, mantenimiento: 100 euros al año para tenerla impecable.

Total Anual: 160 euros.

Alquiler coche: 20 días al año a 50 euros/día: 1.000 euros anuales.

Total: Opción con bicicleta eléctrica y coche cuando no tenga más remedio: 1.160 euros

Conclusión

Me ahorro casi 1.000 euros anuales mínimo si opto por la opción de ir al trabajo en bicicleta eléctrica y casi 1.500 con bicicleta convencional, estoy más sano porque hago ejercicio, soy más feliz (no me estreso), contamino menos.

Y de la bicicleta hay muchos mitos, de que no sirve para una cosa, que así no puedo viajar, esto puedes ver que está muy superado como explico en mi artículo http://juliansastre.com/7-mitos-negativos-usar-la-bicicleta-superados/

Bueno, visto esto, ¿te animas? ¿Cómo te salen a ti las cuentas?

Otras entrevistas a Maestros del Transporte

La España despoblada y el efecto sombra de la Alta Velocidad Ferroviaria: ¿es bueno gastar tanto en una sola infraestructura? Bajas temerarias en las licitaciones de transporte y movilidad: ¿la muerte del sector? Maestros del transporte. Debate sobre el área metropolitana de Sevilla. María Cuello y Manuel Calvo ¿Es la movilidad eléctrica la solución?

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.