Trabajando con mis Ex: cuando conoces bien a tus clientes

Sevilla, España

Siempre digo con orgullo que trabajo mucho con todos mis “Ex”, me refiero a las empresas u organismos en las que estuve trabajando antes de iniciar mi vuelo como consultor independiente en 2004. He pasado por la Administración y por medianas y grandes consultoras:

  • Desde 1986 a 1989 estuve en el CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES DE MADRID (CRTM), primer trabajo en el sector del transporte. Fue una etapa maravillosa para mi pues también fue el inicio de mi independencia personal, me fui a vivir con mi ahora mujer y poco después nos casamos.post 3 Muchos sentimientos mezclados, pero un recuerdo maravilloso de toda esa etapa. Lo mejor de esa experiencia es que era un servicio público, la sensación de trabajar para la ciudadanía, con muchos funcionarios de experiencia que se desvivían por ello y de los que aprendí muchísimo (Francisco Fernandez Lafuente, Jesús Rodriguez Molina, Carlos Cristobal, Emilio Miralles, Paco García Grande, Aniceto Zaragoza, Luis Alvarez y tantos otros). Fue una etapa de cambio en el transporte público en nuestro país, se creó el CRTM en esos años y es una referencia mundial, parte de esa marca España.Mi primer trabajo en el sector del transporte fue en el CRTM: una etapa maravillosa para mi en la Administración PúblicaOs muestro el gráfico de cómo se llegó al punto de inflexión en el Transporte Público (TP) en Madrid. Veréis, ese otro punto de ruptura por la crisis al final de la curva.
  • Después di el salto a la empresa privada, el ascenso en la administración pública era lento y “el cuerpo me pedía más”. Me fui a Sevilla, ya con una hija pequeña de un año (la ingeniera, co-autora de mi libro “Como ser Buen Consultor: todo lo que necesita saber para no estar 25 años descubriéndolo”). Allí empecé a aprender a ser consultor y a conocer las rencillas y codazos de la empresa privada. Me contrataron en el Departamento de Transportes de la empresa GHESA, cuya central (y mi jefe) estaba en Madrid, pero para irme a Sevilla. Creí que iba como Director de proyectos. Cuando llegué allí, el Delegado en Andalucía me dijo: esta es tu gente y tu área, tienes que sacarla adelante, yo me dedico a otras cosas. Tenía 27 años (era el año 1989). Tomé nota del reto. Trabajando en Ghesa, el Delegado en Andalucía me dijo: esta es tu gente y tu área, tienes que sacarla adelante, yo me dedico a otras cosas.Cuando analicé el estado de mi sub-departamento de transportes vi que el 90% de la contratación era para temas de la Expo-92 y pensé, esto dura tres años, hay que cambiarlo. Creo que fue mi primera gran toma de decisión estratégica empresarial. En solo dos años, sin reducir en lo más mínimo el mercado de Expo 92, lo convertí en el 50% de la facturación de mi área, generando nuevos clientes. Otras cosas que recuerdo de esta etapa, mis inicios de proyectos innovadores con la Universidad y mis pinitos en proyectos europeos en países eslavos. Algunos de mis colaboradores actuales proceden de aquella plantilla.
  • En 1994 me contrató Consultrans como Director de Andalucía y responsable de grandes proyectos, entonces una consultora de transportes prestigiosa pero pequeña que hoy está muy reconocida en ámbitos internacionales, de hecho participa en el Ferrocarril Meca-Medina con el gran consorcio español que lo está desarrollando. Fue mi opera prima como empresario.IMG-20131219-WA0000 La empresa se constituyó apenas un lustro antes por dos personas de prestigio pero que no gestionaban bien la empresa, usaban criterio de caja. Claro, yo llegué con el encargo de crear una delegación en Andalucía y cuando fui a pagar las nóminas, vi que no había liquidez (yo generé la de mi delegación tras seis meses, antes no se cobra nada). Así que conocí lo que era una póliza de crédito y descontar una factura, negociar con los bancos y dar la cara con los acreedores ( a los que siempre terminé pagando y a los que siempre devolvía las llamadas y recibía). Yo tenia pelo entonces, un enorme flequillo. Tres años después, Los dueños de entonces (que nada tienen que ver con el de ahora) me llevaron al restaurante Casa Lucio en la Cava Baja de Madrid y me propusieron irme de Director Técnico a Madrid a reestructurar la empresa. Dado el carácter excesivamente familiar, yo tenia mis dudas. Estar a 500 kms de tu jefe es siempre una ventaja, a veces te sientes solo, pero te da mucha independencia, y esta claro que con una mirada histórica, eso es lo que me gustaba. Por no hacerles el feo, les pedí unas condiciones económicas que creía que no aceptarían. Las firmaron sobre la marcha, me dieron el talón de anticipo que pedí, sobre la marcha. Empecé a trabajar de inmediato en el cambio empresarial, transformé lo que pude, les hice sacar la ISO, entonces muy rara en estas consultoras pequeñas.post 3.1 No es que crea mucho en estas certificaciones, pero no vi otra manera de imponer la reflexión. Aguanté un año. No se puede luchar con la familia. Un año o dos después vendieron la empresa a una multinacional francesa y el presidente me invitó a comer y me dijo, “mira que nos hemos metido contigo y con tu AENOR, gracias a eso, la multinacional nos ha comprado, destacábamos de las demás”. Aquí cayó el último mechón de pelo.
  • En 1998 me fui a SENER, una de las mas grandes ingenierías españolas de entonces y de ahora, de reconocido prestigio mundial. Quería crear un Departamento de Planificación y Economía del transporte que fuera “punta de lanza” para entrar en los proyectos desde el inicio y cubrir todas las actividades. Estuve seis años que me hicieron sin duda mejor técnico, más sólido. Aprendí mucho de gente como Ernesto Ferrandiz, Jose Gregorio Briz, Joaquín Botella, Pelayo Suarez, Maria Ugarte, Rafael Fuldain y Jose Manuel Almoguera. Conseguí tener un grupo de especialistas del máximo nivel a mi cargo, nunca una empresa había sumado un equipo tan completo de la nada.  trabajar con tus “Ex” es bueno porque ya los conoces y es más fácil saber lo que quieren y porque generas una buena imagenLo único duro fue su sistema matricial de gestión. Pero hice mis primeros proyectos transoceánicos. Allí estuve seis años hasta 2004 en que inicié mi etapa independiente. De esa época mantengo grandes amistades que ahora están en otras empresas y diversos países.

Con todos ellos he trabajado mucho estos ya casi 10 años de aventura profesional independiente, de emprendedor:

  • Con Ghesa he trabajado en muchos proyectos haciendo estudios de mercado para proyectos de metros ligeros y carreteras.
  • Con Consultrans, destaco el Plan de Transportes de Argelia, como experto en Carreteras y Transporte Urbano.
  • Con SENER firmé el mismo 2004 un convenio de colaboración que hoy todavía dura y con la que este año he desarrollado numerosos proyectos en dos ámbitos:
    • En el campo de los aparcamientos: tanto en concesiones de aparcamientos actuales y futuros como en estacionamiento regulado en vía pública, mas conocida popularmente como zona azul.
    • En Planes estratégicos, destacando el Plan Estratégico 2013-2016 para la Asociación Ferroviaria MAFEX.

En definitiva, trabajar con tus “Ex” es bueno porque ya los conoces y es más fácil saber lo que quieren y porque generas una buena imagen: si los que te conocen te siguen contratando, eres de fiar. Por tanto, deja siempre una buena huella y las puertas abiertas.

Si has tenido una experiencia interesante con las empresas en las que has trabajado, me encantaría que la compartieses.

Muchas gracias.

Sevilla, España

Siempre digo con orgullo que trabajo mucho con todos mis “Ex”, me refiero a las empresas u organismos en las que estuve trabajando antes de iniciar mi vuelo como consultor independiente en 2004. He pasado por la Administración y por medianas y grandes consultoras:

  • Desde 1986 a 1989 estuve en el CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES DE MADRID (CRTM), primer trabajo en el sector del transporte. Fue una etapa maravillosa para mi pues también fue el inicio de mi independencia personal, me fui a vivir con mi ahora mujer y poco después nos casamos.post 3 Muchos sentimientos mezclados, pero un recuerdo maravilloso de toda esa etapa. Lo mejor de esa experiencia es que era un servicio público, la sensación de trabajar para la ciudadanía, con muchos funcionarios de experiencia que se desvivían por ello y de los que aprendí muchísimo (Francisco Fernandez Lafuente, Jesús Rodriguez Molina, Carlos Cristobal, Emilio Miralles, Paco García Grande, Aniceto Zaragoza, Luis Alvarez y tantos otros). Fue una etapa de cambio en el transporte público en nuestro país, se creó el CRTM en esos años y es una referencia mundial, parte de esa marca España.Mi primer trabajo en el sector del transporte fue en el CRTM: una etapa maravillosa para mi en la Administración PúblicaOs muestro el gráfico de cómo se llegó al punto de inflexión en el Transporte Público (TP) en Madrid. Veréis, ese otro punto de ruptura por la crisis al final de la curva.
  • Después di el salto a la empresa privada, el ascenso en la administración pública era lento y “el cuerpo me pedía más”. Me fui a Sevilla, ya con una hija pequeña de un año (la ingeniera, co-autora de mi libro “Como ser Buen Consultor: todo lo que necesita saber para no estar 25 años descubriéndolo”). Allí empecé a aprender a ser consultor y a conocer las rencillas y codazos de la empresa privada. Me contrataron en el Departamento de Transportes de la empresa GHESA, cuya central (y mi jefe) estaba en Madrid, pero para irme a Sevilla. Creí que iba como Director de proyectos. Cuando llegué allí, el Delegado en Andalucía me dijo: esta es tu gente y tu área, tienes que sacarla adelante, yo me dedico a otras cosas. Tenía 27 años (era el año 1989). Tomé nota del reto. Trabajando en Ghesa, el Delegado en Andalucía me dijo: esta es tu gente y tu área, tienes que sacarla adelante, yo me dedico a otras cosas.Cuando analicé el estado de mi sub-departamento de transportes vi que el 90% de la contratación era para temas de la Expo-92 y pensé, esto dura tres años, hay que cambiarlo. Creo que fue mi primera gran toma de decisión estratégica empresarial. En solo dos años, sin reducir en lo más mínimo el mercado de Expo 92, lo convertí en el 50% de la facturación de mi área, generando nuevos clientes. Otras cosas que recuerdo de esta etapa, mis inicios de proyectos innovadores con la Universidad y mis pinitos en proyectos europeos en países eslavos. Algunos de mis colaboradores actuales proceden de aquella plantilla.
  • En 1994 me contrató Consultrans como Director de Andalucía y responsable de grandes proyectos, entonces una consultora de transportes prestigiosa pero pequeña que hoy está muy reconocida en ámbitos internacionales, de hecho participa en el Ferrocarril Meca-Medina con el gran consorcio español que lo está desarrollando. Fue mi opera prima como empresario.IMG-20131219-WA0000 La empresa se constituyó apenas un lustro antes por dos personas de prestigio pero que no gestionaban bien la empresa, usaban criterio de caja. Claro, yo llegué con el encargo de crear una delegación en Andalucía y cuando fui a pagar las nóminas, vi que no había liquidez (yo generé la de mi delegación tras seis meses, antes no se cobra nada). Así que conocí lo que era una póliza de crédito y descontar una factura, negociar con los bancos y dar la cara con los acreedores ( a los que siempre terminé pagando y a los que siempre devolvía las llamadas y recibía). Yo tenia pelo entonces, un enorme flequillo. Tres años después, Los dueños de entonces (que nada tienen que ver con el de ahora) me llevaron al restaurante Casa Lucio en la Cava Baja de Madrid y me propusieron irme de Director Técnico a Madrid a reestructurar la empresa. Dado el carácter excesivamente familiar, yo tenia mis dudas. Estar a 500 kms de tu jefe es siempre una ventaja, a veces te sientes solo, pero te da mucha independencia, y esta claro que con una mirada histórica, eso es lo que me gustaba. Por no hacerles el feo, les pedí unas condiciones económicas que creía que no aceptarían. Las firmaron sobre la marcha, me dieron el talón de anticipo que pedí, sobre la marcha. Empecé a trabajar de inmediato en el cambio empresarial, transformé lo que pude, les hice sacar la ISO, entonces muy rara en estas consultoras pequeñas.post 3.1 No es que crea mucho en estas certificaciones, pero no vi otra manera de imponer la reflexión. Aguanté un año. No se puede luchar con la familia. Un año o dos después vendieron la empresa a una multinacional francesa y el presidente me invitó a comer y me dijo, “mira que nos hemos metido contigo y con tu AENOR, gracias a eso, la multinacional nos ha comprado, destacábamos de las demás”. Aquí cayó el último mechón de pelo.
  • En 1998 me fui a SENER, una de las mas grandes ingenierías españolas de entonces y de ahora, de reconocido prestigio mundial. Quería crear un Departamento de Planificación y Economía del transporte que fuera “punta de lanza” para entrar en los proyectos desde el inicio y cubrir todas las actividades. Estuve seis años que me hicieron sin duda mejor técnico, más sólido. Aprendí mucho de gente como Ernesto Ferrandiz, Jose Gregorio Briz, Joaquín Botella, Pelayo Suarez, Maria Ugarte, Rafael Fuldain y Jose Manuel Almoguera. Conseguí tener un grupo de especialistas del máximo nivel a mi cargo, nunca una empresa había sumado un equipo tan completo de la nada.  trabajar con tus “Ex” es bueno porque ya los conoces y es más fácil saber lo que quieren y porque generas una buena imagenLo único duro fue su sistema matricial de gestión. Pero hice mis primeros proyectos transoceánicos. Allí estuve seis años hasta 2004 en que inicié mi etapa independiente. De esa época mantengo grandes amistades que ahora están en otras empresas y diversos países.

Con todos ellos he trabajado mucho estos ya casi 10 años de aventura profesional independiente, de emprendedor:

  • Con Ghesa he trabajado en muchos proyectos haciendo estudios de mercado para proyectos de metros ligeros y carreteras.
  • Con Consultrans, destaco el Plan de Transportes de Argelia, como experto en Carreteras y Transporte Urbano.
  • Con SENER firmé el mismo 2004 un convenio de colaboración que hoy todavía dura y con la que este año he desarrollado numerosos proyectos en dos ámbitos:
    • En el campo de los aparcamientos: tanto en concesiones de aparcamientos actuales y futuros como en estacionamiento regulado en vía pública, mas conocida popularmente como zona azul.
    • En Planes estratégicos, destacando el Plan Estratégico 2013-2016 para la Asociación Ferroviaria MAFEX.

En definitiva, trabajar con tus “Ex” es bueno porque ya los conoces y es más fácil saber lo que quieren y porque generas una buena imagen: si los que te conocen te siguen contratando, eres de fiar. Por tanto, deja siempre una buena huella y las puertas abiertas.

Si has tenido una experiencia interesante con las empresas en las que has trabajado, me encantaría que la compartieses.

Muchas gracias.

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.