Transporte público y accesibilidad, un reto para la inclusión

Una de las claves de la movilidad sostenible es el transporte público. El transporte es un elemento básico para la gran mayoría de las actividades que desarrollan las personas: es la forma de unir lugares, personas y llevar mercancías necesarias para la actividad que implica. Y el nuevo modelo de movilidad que se va imponiendo es el que da prioridad a los viajes a pie, en bicicleta o en transporte colectivo.

Pirámide la movilidad sostenible

Las sociedades modernas demandan una alta y variada movilidad, lo que requiere un sistema de transporte complejo y adaptado a las necesidades sociales, que garantice los desplazamientos de personas y mercancías de una forma económicamente eficiente y segura, pero todo ello sometido a una nueva racionalidad ambiental. Además, garantizar la movilidad a cualquier persona, independientemente de sus capacidades, es uno de los retos y objetivos de la accesibilidad universal y de la sostenibilidad social.

De esto tan importante y que hablamos mucho en este blog escribo de nuevo, con María Cuello, que realizó su Maestría en Accesibilidad y Smart cities en esta materia.

Análisis

El transporte accesible se puede definir como “aquel sistema o modalidad de transporte planeado, proyectado, construido, rehabilitado y operado conforme a los criterios de accesibilidad universal, de forma que pueda ser utilizado en condiciones de seguridad, comodidad y autonomía por cualquier persona, tenga o no reducción en sus posibilidades de movilidad o comunicación” (Juncà, 1997: p. 214).

Con el fin de profundizar en las claves del transporte público accesible, analizamos la cadena de accesibilidad teniendo en cuenta la diversidad de personas usuarios del transporte público. Se ha prestado especial atención a las infraestructuras de transporte y su entorno, los vehículos, la conexión entre ambos, así como la gestión y prestación del servicio.

 Cadena de accesibilidad en el transporte público urbano

Cabe destacar que el transporte público accesible está en evolución, derivado de tres aspectos: la evolución del concepto de accesibilidad, la evolución de la accesibilidad universal y el salto que está dando el transporte público de considerarse un servicio público a experiencia de cliente.

Además del análisis del estado del arte basado en bibliografía existente se ha llevado a cabo un doble análisis a través de encuestas y entrevistas:

•    Análisis cualitativo: Se ha realizado un análisis Delphi con un panel de 30 expertos en accesibilidad y movilidad sostenible, se han obtenido 12 respuestas.

•    Análisis cuantitativo: A través de una encuesta online dirigida a un panel más amplio de expertos y de personas con discapacidad, con la muestra de 41 respuestas se ha podido realizar un análisis estadístico. Los resultados obtenidos de las consultas se muestran a continuación:

Principales resultados del análisis Delphi realizado.

Benchmarking

Como siempre, nos gusta incluir un benchmarking con el objetivo de profundizar en las medidas innovadoras que se están implantando en materia de accesibilidad en el transporte público, mostrando buenas prácticas:

CASOIMPORTANCIA
Wayfinding: Legible LondonSistema de guiado (tótem con mapa) que mejora la comprensión de la ciudad. Es de fácil entendimiento e intuitivo, lo que fomenta los desplazamientos a pie y reduce el tiempo de viaje.
Paradas de autobús inteligentesParadas que brindan información útil en tiempo real a los usuarios que esperan a que llegue su autobús (auditiva y táctil). Mejora la accesibilidad urbana y facilita los transbordos haciendo el sistema más eficiente.
NavilensSistema de orientación para personas con discapacidad visual, ofrece información en tiempo real narrada, totalmente accesible. Este sistema de comunicación y guiado se ha instalado con éxito en ciudades como Nueva York, Barcelona, Zaragoza, Murcia y MadriD.
Tecnología móvil NFC
(Near Field Communication)
Comodidad a la hora de facilitar las transacciones. Ahorro de tiempo en la entrada al transporte público y reducción de la necesidad de materiales en el proceso.
ApertumMejora de la experiencia de las personas materia de accesibilidad. Comodidad y fácil uso de la herramienta.
MaaS MadridOfrece de manera unificada toda la oferta de servicios de movilidad a los ciudadanos. Facilita la planificación del viaje.
App&TownSistema de acompañamiento inteligente para personas con una discapacidad cognitiva leve o moderada, les aporta indicaciones para desplazarse de manera autónoma y segura en transporte público, bajo continua supervisión.
Formación a trabajadores, TUSSAMSensibilizar a los trabajadores del transporte público sobre el derecho a la accesibilidad, identificar las barreras existentes según las distintas discapacidades, aprender a valorarlas y buscar soluciones.
Buenas prácticas analizadas y su importancia

Conclusiones.

En el derecho efectivo a la movilidad y la satisfacción de la necesidad de desplazamiento juegan un papel fundamental los sistemas de transporte público, pues son los garantes del acceso de toda la población a la movilidad, facilitando asimismo hacerlo de manera asequible y ambientalmente sostenible. Comprender la movilidad y los desplazamientos que en ella se llevan a cabo significa también comprender la ciudad y a quienes la habitan, tomando en cuenta sus necesidades, percepciones, opiniones, etc. De esta manera no son solo los planificadores quienes hacen la ciudad, sino que también sus habitantes. Pero, ¿qué elementos del transporte público son susceptibles de mejora? ¿Cuáles son las tendencias en materia de accesibilidad en el transporte público urbano y en especial las derivadas de la pandemia sufrida? Las conclusiones obtenidas del estudio son:

1. En el transporte público existen aún a día de hoy numerosos elementos que obstaculizan su uso por personas con discapacidad, son barreras al transporte público. Se trata en muchos casos de barreras arquitectónicas, que siguen existiendo (si bien hay medios de transporte más amigables que otros), pero también en cómo se desarrolla la usabilidad. Mientras el acceso al transporte público y su uso, aunque adaptado, no sea igualitario para todos los usuarios, seguirá habiendo barreras que superar.

2. El análisis Delphi realizado muestra algunos elementos de mejora para transformar el transporte público en un transporte público sostenible, incluyendo la sostenibilidad social y, por tanto, la accesibilidad universal: Es necesaria una visión más amplia de la discapacidad, las distintas etapas de los desplazamientos no son accesibles para todas las personas, hay que mejorar el entorno de las paradas, los elementos de ayuda en los vehículos así como la atención del personal del transporte público, también se destaca la falta de tecnología adecuada para cada discapacidad.

3. La pandemia de la Covid-19 ha tenido un impacto principal en la caída de usuarios del transporte público. La recuperación de la demanda puede ser lenta, en base a la desconfianza que se ha generado en la población al uso de los medios públicos por aglomeraciones. Uno de los problemas derivados es la recuperación de la oferta preexistente: al caer la demanda, los operadores redujeron servicios, algunos de los cuales parece difícil recuperar. La disminución de viajeros, que prefieren usar el automóvil, y los nuevos hábitos tras la pandemia sitúan al sector del transporte público en una crisis que puede durar años.

4. La pandemia está acelerando la transformación de las ciudades y sus espacios urbanos, ya que se están creando zonas al aire libre más amigables para el peatón y la bicicleta. Se observa una mayor sensibilidad en estos aspectos cuando antes era más común encontrarse una inercia establecida hacia destinar espacios al almacenamiento y circulación de automóviles. Este cambio de paradigma, puede ser aprovechado por el transporte público, las zonas peatonalizadas y los nuevos espacios pueden y deben ir acompañados de alternativas de transporte público que faciliten el acceso a estos espacios. Si el fin de la pandemia viene acompañado de una mayor atención a las necesidades de todos los ciudadanos, especialmente los más vulnerables, se avanzará más rápidamente hacia espacios públicos de calidad (más seguros, más verdes, más vivos), lo cual tendrá como efecto colateral una mayor necesidad y priorización del transporte público.

5. El transporte tiene un peso muy considerable en el marco del desarrollo sostenible por las presiones ambientales, los efectos sociales y económicos asociados y las interrelaciones con otros sectores. El crecimiento continuo que lleva experimentando este sector a lo largo de los últimos años y su previsible aumento, aun considerando el cambio de tendencia por la situación actual de crisis generalizada, hacen que el reto del transporte sostenible sea una prioridad estratégica a escala local, nacional, europea y mundial. El transporte y la movilidad suponen una aportación decisiva a la descarbonización de la economía prevista por la Unión Europea.

6. Sin embargo, sin inversión no puede darse una transformación del transporte público y existe un consenso en destacar que esta crisis está afectando muy negativamente a la economía de los operadores de transporte público, lo que puede poner seriamente en riesgo la inversión en renovación de flotas y otros elementos que no sean “básicos” para la operación y el mantenimiento del transporte público.

7. La transformación hacia una movilidad accesible debe venir desde las más altas instancias, como proyecto de cambio político que cree un nuevo modelo de vida en las ciudades. En estas nuevas ciudades, las alternativas de transporte público van a jugar un papel determinante, ya que serán parte del impuso necesario para conseguir el ansiado cambio modal.

8. No hay que olvidar que la mejora de la accesibilidad en el entorno urbano es un aspecto fundamental del transporte público, la caminata es el primer eslabón del sistema de transporte público y poder llegar a las estaciones o paradas es clave. La normativa vigente es muy clara en cuanto a las características que deben cumplir los edificios (tanto públicos como residenciales), los itinerarios peatonales, los cruces, los elementos urbanos e incluso las paradas de transporte público. Por lo tanto, las administraciones tienen las herramientas necesarias para ofrecer un entorno más amigable para todas las personas.

9. Las últimas tendencias que se están desarrollando en materia de accesibilidad en el transporte público tiene mucha relación con las tecnologías de la información y la comunicación. En un afán por facilitar la orientación en la ciudad y en el sistema de transporte, surgen las aplicaciones MaaS, que suponen una mejora en los desplazamientos de las personas mayores y personas con discapacidad porque ayudan a planificar y personalizar el desplazamiento, facilitan el pago y la reserva y pueden suponer una solución o alternativa a los problemas que se encuentran en los trasbordos, que han sido calificados por los expertos como uno de los elementos que rompen la cadena de accesibilidad del transporte público.

10.  Los ejemplos analizados tienen por objeto el acceso en igualdad de condiciones al transporte público, ya que genera un efecto positivo en el conjunto de la sociedad, la mejora de la calidad del servicio atrae a un mayor número de usuarios que, en muchos casos, abandonarán el automóvil y ayudará a reducir la contaminación, la congestión circulatoria, la accidentalidad y, en definitiva, mejorará la calidad de vida en las ciudades.

El estudio realizado confirma que las barreras presentes en el entorno obstaculizan la participación social en mayor medida que las propias limitaciones funcionales. Las nuevas disposiciones legislativas orientadas a la eliminación de dichas barreras, la adaptación de las instalaciones y el denominado “diseño para todos” forman parte de los factores indispensables para la igualdad de oportunidades. Estas adaptaciones sin embargo se han aplicado paulatinamente, ya que los medios de transporte existentes no estaban adaptados. Por ello hemos asistido a una época de grandes cambios y mejoras que esperemos culmine pronto con la total accesibilidad en el transporte público.

El transporte sostenible y accesible es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la sociedad para garantizar que todas las personas tengan las mismas oportunidades y puedan llevar una vida mejor sin comprometer nuestro planeta.

¡Espero tus comentarios!

Opt In Image
¿Quieres saber más sobre Movilidad?
¡Estás en el lugar indicado!

Únete al grupo de Movilidad y Transporte y forma parte de la red que sigue creciendo en España y Latinoamérica.  Sólo por suscribirte recibirás contenidos GRATUITOS sobre Movilidad Sostenible y Sistemas de Transporte.